¿TENGO QUE FIRMAR FINIQUITO SI PRESENTO PROBLEMAS CON MI EMPLEADOR?

Un seguidor planteó la interrogante sobre si debía firmar su finiquito pese a presentar problemas con su empleador y no estar de acuerdo con su despido.

En esta versión de la pregunta de la semana, aclaramos que el firmar el finiquito prácticamente sepulta las posibilidades de que usted pueda iniciar acciones legales contra la empresa en la que trabajó.

El documento de finiquito laboral es un trámite que se realiza en notaría, y por tanto, cuenta con la validez de un ministro de fe que acredita que se pactó este acuerdo. Además, en dicho documento se deja constancia que se recibió conforme el dinero correspondiente, que están zanjados todos los pagos y declara que no existen temas pendientes que puedan surgir a futuro.

Dicho eso, si quiere iniciar acciones legales contra su empleador no debe firmar el finiquito y debe concurrir a solicitar asesoría jurídica para conocer los pasos a seguir.

Nosotros somos expertos en esa materia y le damos la primera reunión gratuita en nuestra oficina en Santiago. Por mensaje interno cuéntenos su caso y deje su número para coordinar.

¿SABE REALMENTE SI SUFRE DE ACOSO LABORAL?

El acoso laboral es toda conducta que constituya agresión u hostigamiento reiterados, ejercida por el empleador o por uno o más trabajadores, en contra de otro u otros trabajadores, por cualquier medio, y que tenga como resultado su menoscabo, maltrato o humillación, o bien que amenace o perjudique su situación laboral o sus oportunidades en el empleo.

Para la Dirección del Trabajo el mismo sería «…todo acto que implique una agresión física por parte del empleador o de uno o más trabajadores, hacia otro u otros dependientes o que sea contraria al derecho que les asiste a estos últimos, así como las molestias o burlas insistentes en su contra, además de la incitación a hacer algo, siempre que todas dichas conductas se practiquen en forma reiterada, cualquiera sea el medio por el cual se someta a los afectados a tales agresiones u hostigamientos y siempre que de ello resulte mengua o descrédito en su honra o fama, o atenten contra su dignidad, ocasionen malos tratos de palabra u obra, o bien, se traduzcan en una amenaza o perjuicio de la situación laboral u oportunidades de empleo de dichos afectados».

Si usted cree que está siendo víctima de acoso laboral, avísenos. Sabemos qué hacer y cómo ayudarlo. No firme ningún finiquito porque quiere irse de su trabajo, antes analice su caso con nosotros. Lo ayudaremos.